sábado, abril 29, 2006

Don Coto


Todos los días desde el ocho de abril hasta hoy, me acuerdo de ti. Supongo que todos los días hasta el fin de mis días así será, escucharé tu risa, veré tu cara y hasta sentire tu olor. Todos los días no entiendo mucho, casi nada...sigues en el msn, pero ya no estás, sigues en mi celular, pero no me vas a llamar. No estás mas y es triste...es doloroso...también es injusto, pero es.
Me acuerdo de todo lo que compartimos, de cuanto nos reimos, de la vez que te enojaste tanto por que sin querer te metí una araña diminuta en la chaqueta, de tus carreras de hormigas, de tu pelo suavecito, del cuello de tu abrigo que subías cuando hacía frio, de tu manera calma de decir y hacer las cosas, de como admirabas a tus papás, que te emocionabas cuando bailaban tango, de tu olorcito siempre a limpio, de como mirabas por encima de tus anteojos, así como dudando, de cuando veías un perro y cruzabas la calle por que te habían mordido no sé cuantos, de cuando bailabas y movías los brazos así como en círculos, de tu gorrito con rayas, de cuando te decía que eras muy guapo y me decías yaaaa, de tu voz dulce y nasal, solo tuya, de tu risa por msn (jijijiji), de "Don Coto"...y de tantas cosas mas. Supongo que lo recordaré para siempre por que así lo quiero.
Tengo fotos tuyas, tengo discos que me regalaste, pero sobre todo tengo el recuerdo patente de todo TU, de que a pesar de no vernos todos los días había un amigo incondicional con el que tejí una red enorme y firme... y ahí seguirá estando amigo, por que como tu bien sabes eso no se destruye con nada.
Lloramos mucho al despedirnos de ti, fue triste, fue muy doloroso bajarte en ese cajón, dejarte solito, no verte mas...solo nos abrazábamos por que no había nada mas que hacer.
Cotito, te extrañamos y me gusta pensar que nos encontraremos todos en otro lugar, mas contentos y tranquilos, por ahora, nos acordaremos de ti siempre...por que no queremos olvidarte NUNCA.

1 Comentarios:

Blogger gonzalo dijo...

Sí, lo conociste mucho. Sólo hablé algunas veces en profundidad con él. Para saber des sus pensamiento, de sus sueños.

La última vez que lo ví fue en Santiago. Llevaba rosas para su novia que actuaba en "La Tempestad".

En el funeral la ví a ella desconsolada y me marché a ensayar - la misma obra- con el alma llena de pena.

Te dejo abrazos.

10:11 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal