miércoles, diciembre 20, 2006

Earthquake.

Hay cosas que me dan miedo
Los temblores por ejemplo y claro,
los terremotos
los detesto, no sé para que existen, a quien se le ocurrió,
no entiendo por que nací en el país que registra el mayor terremoto de la historia, no.

Es que
me cargan,
me asustan,
los odio.

Me gustaría ser de esas personas que los encuentran entretenidos, excitantes,
que sé yo,

pero no.

Cuando empieza un temblor ahí estoy yo
parada en el umbral de la puerta
a la hora que sea
con la ropa que sea
con el corazón que se me sale
y con cara de loca.

Cuando vivía en un edificio salía a la puerta y sonaban los grillos por que NADIE MAS salía y quedaba yo,
la ridícula
mirando el techo con cara de angustia y sintiéndome tan tonta.

Pero así soy,
les temo,
y mucho.

Y odio cuando alguien hace el comentario (suele ser un taxista):
"uy, hace tiempo que no tiembla...parece que se viene uno fuerte pronto"
le patearía la cara a esa persona, es mas, la golpearía sin piedad por hacerme sufrir.

Una vez me dijeron que es por que soy tauro con ascendente tauro, o sea muy terrenal, entonces tiendo a reflejar mis miedos en los terremotos.

Me da lo mismo.

Nada me hace temerles menos.

Para el terremoto del 85 estaba bajando un cerro, en Viña, en colectivo, cuando de pronto todo se movía,todo se caía y la humareda no dejaba ver nada, yo lloraba adentro del auto, tenía 8 años y me acuerdo de cada detalle como si fuera ayer.
de la cara de mi papá
de los puentes que se quebraban
de una señora que llamaba a gritos a su hijo,

y después

del apagón
de dormir en el living
de la radio a pilas
de las réplicas.

Una mierda todo.

Pero aquí sigo,
en este país
movedizo
telúrico
volcánico...

tan lindo por cierto.

Que hacía usted para el terremoto del 85?

14 Comentarios:

Blogger l'analfabeta dijo...

¿te dije que voy en marzo?...mes de terremotos Jajajajajaj ERES bien masoquista po' cabra, ¿pa' qué se pone a hablar de esas cosas?.
ES QUE LA TIERRA VIVE, AFORTUNADAMENTE, Y PATALEA, como cuando un niño quiere llamar nuestra atención...es de esperar que no lo haga tan segudito no más! y si lo hace yo prefiero estar allí, con los míos y los prestados.
BESOS!

1:15 a. m.  
Blogger Carolina Castro Zamorano dijo...

me dan muuuuucho miedo tb.
Los detesto, los odio. Me enloquecen.
Comienza a temblar y salgo disparada, esté donde esté.
Me da miedo ese ruido profundo que no veo y luego q todo se mueva.
Para el del 85 estabamos tomando once con mi familia despues de haber pasado toda la tarde en la piscina Tupahue.
Yo iba a tomar té cuando comienza a temblar y mi papá dice: "Calma, es un temblor, todos a la puerta". Nos quedamos todos paraditos en el umbral y zuácate que todo se mueve con violencia y yo miro al patio y la jaula del canario se cae y todo suena y es horrible y yo....me desmayé. Y estuve desmayada toda la tarde, toda la noche.
Desde ese día creo que los odio más y lo único que pido es que cuando suceda no estar sola. Me da lo mismo si es en la calle, de noche, en el campo o en la playa. Solo NO ESTAR SOLA porque me moriré.
Y si, tb odio a los que dicen "que viene uno fuerte". Es una crueldad. Es como si una le dijera a alguien "Ya va a llegar el día de tu muerte".
Esas cosas apocalíticas de la gente me dan rabia.
Eso.

5:10 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Paloma fijate que con Pablo Andrés estabamos en Suecia, Malmö, visitando a mi hermana y Claudia mi sobrina, derrepente dice alguien, no tengo ni idea de quien ni como , "terremoto en Chile" y siento pánico, terror, angustia...........trato de llamar enseguida, pero no era posible estaban colapsadas las líneas.........nuestra casa estaba en el cerro alegre de mi amado Valparaíso, donde vivíamos en comunidad con mis amigas, Margarita, Lucy, Oriana, Cintia.
Hasta que logré comunicarme y saber que la casa estaba rodeada de una nube de polvo, que era espeso y que decantó hasta muchos meses después, el polvo. Afortunadamente no hubo que desalojar la casa, tengo grabada en mi retina una foto en blanco y negro que me mando la Lucy, ellas con sendos pañuelos en la cabeza barriendo y barriendo sin parar, porque como digo por meses decanto el polvo, bueno la casa que aún vive, es del año 1926, preciosa hermosa ella.
Me sorprende que nunca me ha pillado un terremoto, pal del 60 estaba en Punta Arenas, solo grandes temblores, tengo un recuerdo no angustiante a diferencia tuya Palomita, casi te digo que me gustan, es raro.............
Bueno ese es mi testimonio
Y que me dices que ahora, vive en Malmö mi hijo precioso Pablo Andrés junto a Jonna su amada, al cabo de 25 años.
Besitos Palomita
La Mane

5:27 a. m.  
Blogger Fran dijo...

Yo tenía 4 años. Vivía en Viña también. Estabámos todos en la casa. Y me acuerdo que todo se cayó de los estantes, que mi Perro Matias ladraba. Que mi mamá rezaba "Dios te salve María...". Dormimos en la casa de los vecinos, Los Peralta (divertida familia por lo demás).
No les tengo miedo, me gustan. Qué más increíble que la tierra se mueva, que grite !! Una maravilla pues !
Aparte que según yo tengo un don: escucho los temblores antes de que todo se mueva. Como si me avisaran.

1:23 p. m.  
Blogger gonzalo dijo...

veía tv - una película de ninjas- junto a mi padre. segumos viendo hasta que los muros (de jardín) comenzaron a caer.

2:16 p. m.  
Blogger javieritz dijo...

hola paloma ay ke bacan leer tu espacio...me lo lei todoooooooooo me encanta aparte hay tantas partes ke me identificaron...

bueno besitos cuidate!! besos a martinnnnnnnn ke esta guapisimo!

11:38 a. m.  
Blogger checho dijo...

quiza la belleza esta en lo inestable.
saludos.

7:48 a. m.  
Blogger La Fragilidad del mediodia dijo...

Cuando empieza un temblor ahí estoy yo
parada en el umbral de la puerta
a la hora que sea
con la ropa que sea
con el corazón que se me sale
y con cara de loca.

Versos increibles...un deleite inesperado, como me dijo alguien por ahi


www.novelasdesdelalocura.blogspot.com


Como no me publican por estar loco
por ser joven
pobre
desconocido en el ambiente editorial
por carecer de imaginación
por falta de méritos
por evitar un nuevo frankenstein de la literatura
por que los sueños son demasiado para los editores
por no tener agente
por considerarme abiertamente un hijo de puta
por ser escritor y morir todos los dias en el intento
por vivir en el despeñadero de la muerte
y levantarme con ella todas las mañanas
en fin
por mil razones que siquiera puedo precisar
les dejo mis letras
porque confrontarlas con ustedes las hace vivir
y hace que toda la marranada que es para Artaud la literatura
tenga
al menos
un poco de sentido.


--
Vicente Rodriguez

9:47 a. m.  
Blogger La Guatona Orgullosa dijo...

Amiga, para el terremoto yo estaba en temuco sentada en el living de mi casa con mi prima y se sintió como un temblor fuerte no más. Mi abuelita salió corriendo, nos agarró a las 2 y se puso debajo de el marco de la puerta.
Aparte e eso, paso a dejarte un saludo navideño,espero que esta sea una preciosa navidad junto a tus amores.}
Un Abrazote.
Alejandra.

9:49 p. m.  
Blogger Pamela dijo...

Demasiado lejos estaba yo y por eso tienes tanto miedo. Aunque también te podría decir que es genético, que tu bisabuela Olympia se "enloqueció" en el de Chillán pues vió como la tierra se abría ante sus ojos tragándose gentes y animales, mientras su casa se desplomaba y quedaba reducida a un montón de escombros de medio metro de alto, pero luego se recuperó, siguió luchando contra sus miedos, nos traspasó la antorcha, y así, mi mamá no se perdió "niuno" , aunque vivíamos en la zona menos sísmica del país, cada vez que había uno parece que tu abuela Ida compraba entradas para no perdérselo. (PD: ¿y quién no les tiene miedo?)

11:57 a. m.  
Blogger Víctor Hugo dijo...

También odio los temblores y terremotos de mierda... De hecho apenas siento un movimiento me levanto como puma de la cama... Los peores son los de madrugada... Son unos putos !!!
Saludos...

12:39 p. m.  
Blogger Víctor Hugo dijo...

Gracias por tus palabras. Feliz Navidad. Volveré por acá!!
Saludos

5:44 p. m.  
Blogger irantzu dijo...

Del terremoto no me acuerdo, no sé donde estaba en ese época (6 años, quizás en Santiago)...
Sabes que es curioso, yo nunca les he tenido miedo, los aceptaba y todo bien. Pero ahora a la distancia, cuando pensamos en irnos a Chile pienso "que riesgoso, capaz que nos vamos y morimos en un terremoto" (encima que queremos vivir en Valparaíso, onda tsunamis!)...
Hubo un temblor fuerte en Santiago el '98, ¿te acuerdas? Yo estaba allá y qué miedo... una sensación rara, pensando "ya va a terminar"... pero no terminaba... 10 segundos... 20... 30... y no sabes si va a seguir, o si va a terminar... eres tan frágil, no eres nada... Te entiendo perfecto.

11:24 a. m.  
Blogger LuzMa dijo...

era domingo, temporada de exportaçao de uva, estava en un packing embalando uva con unas 100 mujeres..., empezo la griteria, caian cajas, las mujeres corrian y una gorda me abrazo y lloraba en panico y yo la consolaba abrazandola bien fuerte para que no saliera corriendo y se accidentara o algo asi, mientras mirava mi auto que saltava y se iba corriendo directo para una acequia, le pedia a las mujeres calma y yo trataba de calmarme a pesar que debo confesar que los temblores y terremotos no me apavoran, en fin, se fue terminando de a poquito y de repente senti un peso insorportable, me dolian los brazos... la gordita que me habia abrazado se habia desmayado y con el lio y la griteria del teremoto no me di cuenta y la tenia fuertemente abrazada, en ese momento bajo la adrenalina y la gordita casi se me cae, pedi ayuda y la pusimos en el suelo, se recupero tipo "donde estoy? quien soy??" y del teremoto al que le tenia panico ni se acordaba, ese fue el ultimo que pase en Chile.
bjs LuzMa

11:44 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal